domingo, 28 de septiembre de 2008

Jefe Gayle High Pine

WAKAN TANKA

El Gran Espíritu, permanente y estable.

Conformarse a las Viejas Costumbres significa vivir con el sentido de lo sagrado, mantenerse y andar derecho, respetar a nuestros hermanos y hermanas de las diferentes naciones y especies. Es abrirnos como el aire, como el cielo, (…). Es respetar los comportamientos sagrados cuando se tiene que matar, cuando se ha de ahorrar sufrimiento, cuando se conocen amor, aflicción, cólera y alegría, y cuando es preciso morir.

Todo lo que nos da el Gran Espíritu es sagrado: la vida, la muerte, el deseo de evitar la muerte, el deseo de recibirla, la pena, el hambre, la cólera, el crecimiento. Para vivir en armonía con la Tierra y con toda vida, no se recurre a los juicios de valor que aíslan lo que es etiquetado “bueno” (como la vida, el amor o lo que es agradable) y evitan lo “malo” o la dificultad (la oscuridad, la cólera, la incomodidad, el sufrimiento o la muerte). Estar en armonía con la muerte de un ser querido, por ejemplo, es conocer el sufrimiento; no suprimirlo, negarlo o escapar de él, sino fluir y crecer con él, sumergirse en él, celebrarlo.

2 comentarios:

Pepe Ortiz (amigo de Nardo) dijo...

Estimada Gaudiosa:
Hay algo en tu modo de seleccionar textos e imágenes que me devuelve a la primera juventud. Cuando salía de casa con ganas de encontrar a aquel amigo para jugar, para aprender algo nuevo, o simplemente para pasarlo bien. Es una mezcla de inquietud, curiosidad y expectación.
Leer tus aportaciones es, como dice el anuncio de la ONCE, la ilusión de todos los días .

Anónimo dijo...

¿Cómo se puede comprar o vender el firmamento, ni aún el calor de la Tierra?. Dicha idea nos es desconocida...
Esto sabemos;la Tierra no pertenece al hombre, el hombre pertenece a la Tierra...
Sabemos una cosa que quizás el hombre blanco descubra un día: nuesto Dios es el mismo Dios...
Jefe Indio Sealth. 21/01/1855