viernes, 24 de octubre de 2008

A los hijos de la reflexión

1 comentario:

Yesif dijo...

La belleza no reside sólo en el aspecto físico, también en su permeabilidad a la vibración del alma divina.
El genio del artista es reflejar esto en su obra como bien expresa la imagen que has puesto.

Enhorabuena y gracias.