martes, 9 de diciembre de 2008

John Main, OSB



















LA MEDITACIÓN CRISTIANA

No existimos en relación con Dios, sino que subsistimos dentro de Dios. Dios es la base de todo ser. Nada puede ser fuera de esa base que es Dios. La oración no es "hablar con Dios" sino "estar con Dios". ¿Cuál es la esencia del mensaje o kerygma cristiano?: que la realidad absoluta está aquí, ahora y con nosotros; que somos parte de ella, que nos ama profundamente, que estamos en esta vida para realizar nuestro potencial, que debe ir reflejando cada vez más el brillo y esplendor divinos.

4 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Hola Gaudiosa, he venido a visitarte y me ha encantado tu blog, pasaré más a menudo porque hay cosas que me gustaría leer en profundidad.

Este mensaje que das es púramente carismático.

Nuestra Madre en Medjugorje habla de esto a lo que tu llamas meditación cristiana y nos lo pide incesantemente. Ella lo llama "oración con el corazón".

Besos, hasta pronto.

Guerrera de la LUZ dijo...

Ais, me llevo a mi blog una imagen que me ha entusiasmado: la de la Caridad.

Y por cierto, qué bonito el video con ese tema de Juan Luis Guerra.

Gracias x compartir.

Otro beso.

Sol dijo...

Cuando tu o alguna de tus fuentes lo dice, que sencillo suena.
Es el don de la simplicidad, a veces nos volvemos locos buscando y rebuscando y, como el paladín, volvemos al origen: Delante de nuestras narices, al alcance de la mano. Aquí estaba todo el tiempo.
Gracias, ángel.

Gaudiosa dijo...

Guerrera de la LUZ, puedes pillar de este, tu blog, lo que gustes.

La llamada meditación cristiana es tan antigua como... pues como el cristianismo. Una de las palabras que utilizaban (San Pablo) y se utilizan hoy para hacerla es Maranatha ,ven Señor,¡muy apropiada para la época -adviento, 2º adviento-.

Ah, y querida hermana de la LUZ, yo ya no me pierdo tu valiente, amoroso y luminoso blog.
Un abrazo, tesoro.