jueves, 25 de diciembre de 2008

Adeste Fideles



Acudid, fieles, alegres, triunfantes,
venid, venid a Belén
ved, ha nacido el Rey de los ángeles.

Venid adoremos, venid adoremos
venid adoremos al Señor.

He aquí que, dejado el rebaño,
los pastores llamados se acercan a la humilde cuna
y nosotros apresurémonos con paso alegre.

El esplendor eterno del Padre Eterno,
lo veremos oculto bajo la carne
al Dios Niño envuelto en pañales.

Por nosotros pobre y acostado en la paja
démosle calor con nuestros cariñosos abrazos:
A quien así nos ama ¿quién no le amará?


-

2 comentarios:

Sol dijo...

A quien así nos ama ¿quién no le amará?

En la cartografía del cuerpo, algunos llaman al corazón Belén, porque es donde nace -y mora- el Niño-Dios.
En tu cara, tu voz y tu blog se oye el eco de las risas alegres del niño que mora en tu corazón.
¡¡¡Felicidades!!!

estherpino dijo...

"La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo"

Juan 14:27

Felíz Navidad