viernes, 14 de noviembre de 2008

Claustro de la catedral

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias. Muy Bonito

maria dijo...

¿De dónde es?

Anónimo dijo...

Una, dos, tres... vueltas, el espíritu fluye como la luz ante la jambas de los arcos. Lo mismo que sentimos el calor de los rayos del sol, si nos dejamos envolver por su belleza, el Espíritu nos habla. Abramos también los sentidos del alma.
Gracias por tu sensibilidad.

Gaudiosa dijo...

Es el claustro de la catedral de Oviedo.