jueves, 13 de noviembre de 2008

Teilhard de Chardin


ESCRITOS DEL TIEMPO DE LA GUERRA

Al admitir que Cristo coincide con el universo, en calidad de centro universal común al progreso cósmico y a la santificación gratuita, sólo nos queda por saber si podemos ir más lejos en la explicación de su divina coextensión con el mundo; es decir, hacerse una idea de la ley de la transformación de todas las cosas in ipso y per ipsum. Pienso que esto sí es posible.

(…) La atracción única de Cristo anima este gran esfuerzo del espíritu creado para reunirse.

La doble ventaja de esta teoría es:

1. En primer término, filosóficamente:
a) Satisface simultáneamente las tendencias monistas y pluralistas (…)
b) reconcilia los postulados del materialismo y del espiritualismo (…).

2. En segundo lugar, místicamente: la unión creadora me gusta (quedaría mejor si dijese que «me complazco en ella»), porque recoge todo el movimiento del mundo en una comunión.

2 comentarios:

Miren dijo...

La Verdad de Su vida y la crueldad de Su muerte nos impactan de tal manera que eleva nuestro nivel vibracional. El Amor y la Piedad q sentimos hacia Él nos transforma. Su mensaje de hermandad nos reune.

Gaudiosa dijo...

No sé si se podría decir mejor. Precioso tu comentario.
Gracias.