miércoles, 26 de noviembre de 2008

I. Kant


















CRÍTICA DE LA RAZÓN PRÁCTICA

Dos cosas llenan el ánimo de admiración y respeto, siempre nuevos y crecientes, cuanto con más frecuencia y aplicación se ocupa de ellas la reflexión: el cielo estrellado sobre mi y la ley moral en mi.

2 comentarios:

Balinas dijo...

admiración y respeto

Dos nobles reacciones del alma ante la presencia ígnea en el cosmos exterior y en el interior.

Gaudiosa dijo...

Gracias y gracias por los comentarios a la entrada del evangelio de Lucas "he venido a traer fuego al mundo".
Preciosos regalos.