martes, 3 de febrero de 2009

Ramana



El mundo es ilusorio;

sólo Brahman es real;

Brahman es el mundo.








El lugar de la Realización es interno y el buscador no lo puede encontrar como si fuera un objeto fuera de él. Ése lugar es bienaventuranza y es el núcleo de todos los seres. Por eso es llamado el Corazón. La mente ahora se ve a sí misma diversificada como universo. Si la diversidad no se manifiesta, permanece en su propia esencia, en su estado original, y ése es el Corazón. Entrar en el Corazón significa permanecer sin distracciones. El Corazón es la única Realidad. La mente es sólo una fase transitoria. Permanecer como el propio Yo es entrar en el Corazón.


El Yo no nace ni muere. Los sabios ven todo en el Yo. En él no hay diversidad. Si un hombre piensa que nació y no puede evitar el miedo a morir, que averigüe si el Yo nace. Descubrirá que el Yo existe desde siempre, que el cuerpo que nace llega a guiarse por los pensamientos y que esa aparición del pensamiento es la raíz de todas las desgracias. Encuentra la fuente de los pensamientos. Entonces residirás en el Yo más interno y siempre presente y serás libre de la idea del nacimiento y del miedo a la muerte.


Sri Ramana Maharshi: Conversaciones con Sri Ramana Maharshi.

2 comentarios:

Sol dijo...

De nuevo, El Centro

Urania dijo...

El Centro en el Corazón, en contradicción con las actuales hipótesis que situan el centro en el cerebro. Materialismo-cientifista dominante enfrentado a espiritualismo. Así nos va.