viernes, 13 de febrero de 2009

La belleza es un estado



















La visión de la belleza es espontánea, exactamente en el mismo sentido que la luz interior del amante. Es un estado de gracia que no puede obtenerse mediante un esfuerzo deliberado, aunque quizá podemos apartar obstáculos a su manifestación, pues existen muchos testimonios de que el secreto de todo arte ha de encontrarse en el olvido de sí mismo. Y sabemos que este estado de gracia no se consigue en la búsqueda del placer; los hedonistas tienen su recompensa, pero son esclavos de lo hermoso, mientras que el artista es libre en la belleza.


Ananda K. Coomaraswamy: La belleza es un estado

3 comentarios:

Sol dijo...

El arte como disciplina espiritual, es susceptible de un ejercicio de "la luz interior del amante" en su camino de volverse permeable al flujo divino del amor.

En ello la visión manifiesta sus dos polos: el ver y el mirar. El amante y el amado.

Así logramos el estado de libertad en la belleza que nos define como artistas.

El goce de la trinidad -bien, belleza, verdad- tiene, como dice Coomaraswamy, la gracia de la libertad.

angélica beatriz dijo...

Me gustan las ideas de Coomaraswamy en este sentido. La belleza existe, y nosotros podremos descubrirla en la medida en que nos despojemos de todo, para envolvernos suavemente en la pureza de su esencia.

Gracias querida Asunción. Siempre aprendo algo nuevo a tu lado.

Besitos.

estherpino dijo...

Libres para mirar despojados de prejuicios.
Hay mucho de cierto en la frase de que la belleza no está en el objeto sino en el sujeto que lo mira. Es, efectivamente, un estado interior de quien contempla.
Un abrazo.