miércoles, 28 de enero de 2009

La cultura de la pobreza

















¿Cuál es la cultura de la pobreza? Es, en mi opinión una cultura en la que se hace una distinción muy clara entre dos tipos de bienes, que llamaré por un lado, bienes efímeros, bienes que se producen para que sean destruidos, y bienes eternos –quizá eternos sea una palabra demasiado fuerte-, bienes que no han de destruirse, por el otro. Pueden destruirse accidentalmente, pero ésa no es su finalidad. En todas las culturas de verdad, los bienes eternos quedaban fuera de lo económico, porque, al fin y al cabo, ¿cómo puede calcularse la eternidad? Cuando construían una catedral, no calculaban su presupuesto, sino que se decían: «Sólo lo mejor es lo bastante bueno. Sólo lo que puede ofrecerse a la gloria de Dios es digno de la dignidad del hombre.» Pero cuando se trataba de los bienes efímeros, vivían frugalmente.

E. F. Schumacher: El buen trabajo

4 comentarios:

Sol dijo...

Muy apropiada la reflexión sobre la pobreza en esta época de contradicciones económicas en la que se nos pide consumir pero que también ahorremos para que los bancos y el Tesoro tengan dinero disponible, a la vez que nos quedamos sin trabajo. ¡Esto si que es la cuadratura del círculo!
Esperemos que el cielo nos facilite los dones apropiados.

angélica beatriz dijo...

Hola querida Asunción.

Mmm... la Dama Pobreza, como la llamaba Francisquito de Asís en su paso por esta vida... enamorado de ella hasta su feliz encuentro con Nuestro Señor Jesús...

Les dejo a ti y a todos un pensamiento del Poverello que me encanta, y que describe bien ese apego a la nada, o más bien, ese amor a su bella dama... la pobreza.

"Necesito muy pocas cosas para vivir, y aún esas pocas, las necesito poco".

Un beso grande.

Gaudiosa dijo...

Sol: Gracias por estar siempre ahí.

Gaudiosa dijo...

Angélica, en San Francisco y en su amada, la santa pobreza, pensaba mientras hacía el post. Gracias por hacer esta referencia y por traernos este pensamiento que nos enseña tanto.
Un beso.