viernes, 30 de enero de 2009

Ken Wilber

















Al igual que un átomo está en una molécula pero la molécula no está en el átomo, el cosmos (fisioesfera – materia) está en el bios (biosfera – vida) pero el bios no está en el cosmos, a pesar de que la extensión del cosmos es astronómicamente mayor.
Y hemos de tener en cuenta que el bios es parte del Kósmos (la totalidad), pero no del cosmos, y en este simple movimiento hemos desautorizado para siempre el reduccionismo: la física es la más fundamental y menos significativa de las ciencias (la razón por la que la física no puede explicar la biología es precisamente porque el bios no está en el cosmos).
Esto es justo lo contrario de lo que nos diría una fe inocente y simple en el tamaño o extensión. Sólo porque el cosmos es mayor que el bios, asumimos que debe ser más significativo, pero únicamente es más fundamental. El bios es mucho más significativo que el cosmos porque contiene mucho más de la realidad en su interior, abraza una totalidad mucho más profunda y mayor, tiene más profundidad y, de hecho, asume a todo el cosmos en su ser: transciende e incluye.
De manera similar, la noosfera (mente - espíritu) no es parte de la biosfera, sino al contrario: el bios es un componente inferior, una parte de la noosfera. Es evidente que la biosfera tiene más extensión (es «mayor»), de la misma forma que el cosmos es más grande que el bios.

Ken Wilber: Sexo, ecología, espiritualidad. El alma de la evolución.

4 comentarios:

Ser x dijo...

Aunque normalmente estoy de acuerdo con Ken Wilber, no entiendo aquí su interés en comparar que es mayor o menor, especialmente cuando algo que no tiene masa, como es el espíritu, tampoco tiene dimensiones que medir.

Un saludo

Sol dijo...

Gaudiosa, veo que has puesto una cita de Wilber que confirma tu comentario anterior y el de estherpino en ese hilo.
Gracias por hacer más accesible el lenguaje filosófico y el común, para darnos cuenta de que lo que intuimos, a veces en palabras sencillas, también lo saben decir y argumentar con precisión grandes filósofos y pensadores.

estherpino dijo...

Creo que es dificil (imposible) comparar qué es mayor o menor en cosas substancialmente diferentes.
Siempre me haces reflexionar con tus posts.
Un abrazo.

Sol dijo...

Wilber no plantea un tema de comparación, sino una descripción argumentada de las holarquías.
Un modo filosófico de explicar porque la física no percibe ni explica el holón bios, ni el holón noos.

Los teóricos de la ciencia, de modo especial quienes buscan una teoría general unificadora como la teoría de supercuerdas, encuentran la necesidad de recurrir a dimensiones extra para solucionar armónicamente la coexistencia de las 4 fuerzas básicas (electromagnética, gravitatoria, nuclear débil y fuerte). En otras palabras, lo que ya sabíamos, que hay otras dimensiones (como la del espíritu) que son necesarias para comprender este universo físico. Es un gran paso que científicamente se acepte esto. Aunque ellos no lo dicen con estas palabras, todavía.