viernes, 27 de marzo de 2009

La Autoestima



















Hoy sabemos que las generalizaciones sobre el valor absoluto de la alta autoestima, y las indiscutibles ventajas de impulsar indiscriminadamente la autovaloración de las personas, más que teorías científicas válidas, son el resultado de la vieja quimera que glorifica incondicionalmente el embelesamiento con uno mismo. La utilidad de la autoestima como indicador seguro y fiable de salud psicológica y social de la persona es relativa.

Una alta autovaloración no es siempre un dato psicológico saludable, mientras que una baja valoración de uno mismo no es necesariamente causa de inadaptación o de tendencias antisociales.

Por ejemplo, bastantes personajes diabólicos de la Historia, como Calígula, Gengis Kan o Idi Amín, no tenían problemas de baja autoestima, sino todo lo contrario.

La cuestión es que un alto aprecio a uno mismo puede acarrear consecuencias destructivas cuando este aprecio está basado en tendencias egocéntricas y prepotentes. Por eso, fomentar indiscriminadamente la autovaloración positiva en este tipo de personas puede ser peligroso.



Luis Rojas Marcos:
La Autoestima

6 comentarios:

Sol dijo...

Muy, pero que muy interesante esta apreciación de Rojas Marcos.
Es cierto que la simplificación hace que tomemos como siempre bueno algo que lo es dentro de un contexto.
Hay muchos tiranos que mejor sería que tuvieran una autovaloración acorde con el beneficio real que suponen para la sociedad.

Julia dijo...

Buen post, realmente a veces tener la autoestima muy elevada conduce a cometer ciertos errores, que dañan a nuestro prójimo. Buen fin de semana.

alma dijo...

Se trata de algoa así como poner el eje dentro en lugar de dejarlo fuera

Pele Ón dijo...

Interesantes entradas, Preciosa Gaudiosa. Correspondo a tu visita.
Una pequeña sugerencia de forma: las letras se leen mal, mira a ver si al menos puedes poner un color claro.
Como todo, el "descubrimiento" de la autoestima y su aplicación como remedio universal está ya asentándose y quedándose donde debe. Un elemento más de nuestra personalidad.
Un abrazo.

Tordon dijo...

Estimada Gaudiosa-Preciosa:(hoy lo he escrito bien, ya estoy medio despierto)
¡Ahora si que me ha fastidiado!: Ya no sé si se será mejor creerme un genio o sentirme un desgraciado.
¡Mecagüen...!

Bromas aparte, me parece muy interesante la reflexión de su entrada de hoy.Y sí, estoy de acuerdo:La autoestima es, en la actualidad, un concepto que , según mi humilde entender,está excesivamente sobrevalorado
Bss

Miren dijo...

Auto-Estima. Lo primero que nos intentan quitar cuando nos socializan, llamándonos tontos, feos, malos...cargándonos de dudas y complejos, en un intento destructor de nuestra identidad en aras de la uniformidad. Me recuerda aquello de ama a los demás como a ti mismo, pues si no te amas ¿cómo podras amar?. ¿Cómo puedes dar de lo que careces?.