miércoles, 11 de marzo de 2009

Juan José Tablada














Por nada los gansos

tocan alarma

en sus trompetas de barro.



2 comentarios:

estherpino dijo...

Preciosa la imágen y las letras de este poeta mejicano.
Un abrazo.

angélica beatriz dijo...

Como dice Esther, bellísimo aderezo el de hoy.

"Tierno saúz
Casi oro, casi ámbar
Casi luz..."
José Juan Tablada.

Gracias querida Asunción.

Besos.