viernes, 24 de abril de 2009

I Ching, El Libro de las Mutaciones



















2. K`un: Lo receptivo

Perfecta en verdad es la elevación de lo receptivo. Todos los seres le deben su nacimiento, pues con su entrega concibe lo celestial.

Todas las líneas que componen el signo son trazos partidos. La línea partida corresponde al principio primario umbrío, blando, receptivo, del yin.
La cualidad intrínseca del signo es la entrega ferviente, su imagen es la tierra.
Es la perfecta pieza complementaria de lo creativo, su contraparte, no lo opuesto; una complementación y no una hostilización. Es la naturaleza frente al espíritu, la tierra frente al cielo, lo espacial frente a lo temporal, lo femenino-maternal frente a lo masculino-paternal.



2 comentarios:

Yesi dijo...

"La cualidad intrínseca del signo es la entrega ferviente..."
"una complementación y no una hostilización..."

Síntesis descriptiva.
Me parece maravillosa la capacidad para expresar la naturaleza ondulatoria de la realidad que tiene el I Ching con sus 64 fases.
Da una visión de conjunto desde los principios esenciales para luego ir viendo los desarrollos progresivos de los ciclos.
En concreto este principio, K´un, es fundamental comprenderlo. Reflexionaré sobre él.

Un blog Genial!!

Gaudiosa dijo...

Gracias, Yesi, por tus visitas y comentarios.

¡Ya me contarás tus reflexiones!

Un saludo.