jueves, 23 de abril de 2009

Bendición celta

















Que pueda el camino
subir hasta alcanzarte.
Que pueda el viento soplar
siempre a tu espalda.
Que pueda el sol brillar
cálidamente sobre tu rostro
y las lluvias caer con dulzura
sobre tus campos,
y hasta que volvamos
a encontrarnos
que Dios te sostenga
en la palma de su mano.

6 comentarios:

José Del Moral De la Vega dijo...

...que Dios te sostenga
en la palma de su mano.
¡Que deseo tan bonito, Asun!
Pues eso.
Un abrazo

angélica beatriz dijo...

Preciosa oración mi querida Asunción.

Te dejo a cambio, la bellísima bendición de mi padre Francisquito de Asís a su hermano Fray León...

"El Señor te bendiga y te guarde;
te muestre su faz y tenga misericordia de ti.
Vuelva a ti su rostro y te conceda la paz.
El Señor te bendiga, hermano León.

Un beso grande amiga querida.

Gaudiosa dijo...

Gracias, José, a ti también.
...Descansando en sus manos, ¡qué bien se está!
Abrazos.

Gaudiosa dijo...

El Señor te bendiga, hermana Angélica.
Gracias por traer a este espacio al querido Francisco y su enorme sencillez.
Un beso, querida amiga.

estherpino dijo...

Este es un poema de Olga Orozco, que me gusta mucho.
Gracias por recordármelo.
Un abrazo.

Gaudiosa dijo...

Gracias por el dato, Esther, no tenía ni idea.
Un beso.