lunes, 11 de mayo de 2009

Crítica de la Razón Práctica



















Obra siempre de tal modo que también puedas desear que la máxima que te guía se convierta en ley universal.

Immanuel Kant: Crítica de la Razón Práctica

2 comentarios:

Tordon dijo...

Kant lo denominaba "imperativo categórico", aunque ahora se traduce por "empatía":No hagas lo que no desees que te hagan.

Y añadía el profesor :Lo verdaderamente moral en cada uno de nosotros es la buena voluntad con la que obramos, aunque estemos equivocados...

Saludos cordiales

Gaudiosa dijo...

... Y si obramos bien pero por algo ajeno al propio acto, no estaremos ante un acto moral, pues éste nunca es un medio para alcanzar otro fin que no sea el propio cumplimiento del deber.

Bss.